home  

zurück
Urs Jaeggi
An den Wänden der Ausstellung: El silencio del desierto, Museo de Historia de Tlalpan, Mexiko-Stadt



WELCOME MY SON

Nuestra patria es tan bella
Nuestra patria es tan bella
Ninguna como ella .
Welcome my son,

sin razón de ser
en los expedientes,
un número, una foto,
un nombre,

Welcome

Allí
empujados
a la lejanía, acosados
como,
y más allá, más allá
fuera
rendidos,
caídos,
en la succión del calor
sin aliento, en
a cabeza, algo
quebrantado,

Una duna, y luego otra,
palpitando,
ampollas sangre boca
a lo largo del mentón
cicatrizadas
por el sol.

La sed es fuego

Rayos boca de fusil
(o guiños de estrellas)
rompen la noche.
Ninguna madriguera,

Desabrocha-
do el pantalón,
flecos de carne
en la espalda abierta
las manos rumbo a los pies
curvadas,
fetales
sin rostro

La dignidad Qué importa?

La noche violada
no le da refugio.
Los alrededores en silencio como
el ojo del esbirro
poco antes de,
pues alguien
en la mirilla

I do what I have
to do

y el otro sabe:
no más lejos,
Y más lejos, más
lejos.
La indiferencia de los zopilotes, gritos
graznidos
el aire sin eco
agujerado.

Ninguna madriguera
Ningún más tarde
una vez en la vida
babababailar
sin hambre
Nada de poner contra la pared
a los perseguidores,
Nada de
devastar sus casas, los niños
violados como los de uno
Ningún Los Angeles
soñado, una palabra
luminosa, hell,
ahora,acosado por la sed,
disuelto
nido de ruinas.

Al final de las dunas,
cegados, la masa de
arena, sin agua,
masticarla como
enchiladas sin chile,

Tu satisfacción, soldado de la frontera,
mis pies (aún los nombro
así) se me queman.

pero imagínate:
estar en los restos de mis zapatos
en jirones,
mi cerebro, hervido por el calor,
una hora solamente, y
tú:
no,
tu afanosa cacería
obstaculiza el sendero
de mi sueño,
matan instinto y miedo,
l a huella espinosa del alambre
late,
cueva de pus y tú
piensas:
Cada quinto
mi botín,
l a cifra debe aumentar,
en incansable
avidez,
pero tú sabes:
no me va a agarrar
tu inexorable pegarte a mí
y a los míos. Lo que
nos arroja juntos
y nos separa:
el mismo eterno sol
y el viento diurno
lo son,
que yo amaba, ambos,
en el desolado borde de
Xochimilco, pobre mi choza
en lo fresco des-
contento y contento
y decidido,
al final, esperando hacia el
coraje, a algo más,
poco, nada reluciente, im-
posible, nada de lo que te vierten
al oído gota a gota,
no ser cargado por otro
hacia la tierra prometida
inalcanzable.
Fue el hambre
desde siempre
antes del nacimiento,

y algo que alivia la pena,
mi esperanza,
algo necesario al ser humano
y un cachito más,
suficiente para,

pero a ti traidor conforme
con la ley del norte
y con muchas
inocente deber
de capturarnos,
con violencia

Las pocas palabras
que eran mías,
trozos de
procedencia, se
extinguen, una tras otra,
en su lugar
sílabas extrañas para
mí, ladradas, a lo bruto
GO
GO TO HELL
MOTHERFUCKER.

Altura de arena,
l os pegados
ojos, muertos,

Amanece. Configurar
sombras de palabra:
como si otra vez viera, lejos
fatamorgana,
se mueven sus pies, centímetro
por centímetro,en dirección,
como si oyera cómo, como
si de nuevo estuviera allí
un rostro
como si pudiera de nuevo
unir los dedos hechos garras
con la mano y rasgar
uñas esperanza
en la piel.

AGUA

Casi respirar de nuevo,
fuera tiempo de sed
como si grano por grano de arena
fuera cultivable y
estuvieran
en flor
unos árboles envenenados desde hace tiempo,
l ejos extraños y sin embargo
un murmurar suave
antiguos gritos
parecidos a los de las mulas.
El maíz germinando.
Cantos. Agua que gotea
del techo a la choza.

Quedamos iguales.

Decir sin palabra: ya que.

Horas más tarde
sin razón de ser
en el bote
en los expedientes.
Un nombre,
una foto,
un número.

WELCOME, MY SON
Bienvenido

Trad. del alemán: Elisabeth Siefer
zurück zu

zurücktexte

zurückausstellung
zurück

©  Urs Jaeggi  /  Website:  Universes in Universe  &  María Linares